A 40 AÑOS DE LA GUERRA MALVINAS VOLVEREMOS

«Malvinas es la parte visible de un sistema de dominación invisible»

César Trejo, Veterano de Guerra de Malvinas.

Este 2 de abril se cumplen 40 años de la gesta de Malvinas.

Desde 1833 el Pueblo argentino sigue y seguirá reclamando por el derecho inalienable sobre las Islas, y por el fin de la ocupación colonial que ejerce el Imperio británico sobre el 40% de nuestro territorio (islas y mares circundantes). Una dominación que pone en peligro la soberanía nacional en varios sentidos.

La situación semi-colonial argentina se evidencia en la Base Militar inglesa instalada en las Islas (que responde a la OTAN), y en la presencia de buques de guerra y submarinos nucleares con los que mantienen el dominio sobre parte de nuestros mares, amenaza directa sobre el territorio argentino. Asimismo, la explotación de recursos en la zona es un golpe a la economía del país, ya que estos deberían estar al servicio de nuestro desarrollo y no ser expoliados por los invasores y sus socios.

Para asegurarse de que la Argentina no vuelva a intentar recuperar lo que le es propio, los ingleses buscan mantenernos débiles en capacidad militar (vetándonos la compra de armamentos) y económica. A su vez, pretenden quebrar la voluntad del Pueblo de recuperar la Soberanía Nacional. Winston Churchill (nieto) decía: “a los argentinos hay que revolcarlos en la humillación para que nunca jamás piensen en pretender territorio británico”.

Para lograr este objetivo ejercen una colonización cultural que se profundizó desde la Guerra de Malvinas: buscan convencernos de que cualquier lucha es en vano y que no tiene sentido siquiera intentarlo. La “desmalvinización” es la ideología hegemónica en todos los ámbitos públicos de discusión desde hace 40 años.

Este discurso desmalvinizador pone a la guerra como un capítulo más de la última dictadura cívico-militar desvinculando el reclamo de su historia de casi dos siglos. Así va en consonancia con los objetivos británicos y con el intento de los dictadores de apropiarse de una causa del Pueblo, al que intentó acallar a través de la desaparición masiva y sistemática de personas. Deconstruir a los héroes, pintarlos como “chicos”, los victimiza, cuando sus muestras de valor y entrega son reconocidas por el Pueblo y hasta por los propios enemigos. Reconocer el valor de quienes pelearon no es negar que la guerra es un hecho terrible para ellos, sus familias y la sociedad. Sin embargo, victimizar a los héroes es quitarles su potencial movilizador como ejemplo de lucha antiimperialista.

Como peronistas, creemos que los análisis o políticas nacionales que no tengan en cuenta la dominación sobre nuestro país nunca podrán ayudar a resolver los problemas de fondo de la Argentina. Como estudiantes, tenemos el deber de combatir el discurso desmalvinizador a partir del pensamiento crítico y la discusión en cada ámbito de la Universidad. La soberanía efectiva sobre las islas y sobre nosotros mismos solo se podrá alcanzar cuando todos los argentinos y las argentinas tengamos la convicción de que es intolerable la ocupación y que tenemos héroes que entregaron su vida por la Patria. Cualquier discurso que ponga en duda esto, es un discurso que beneficia a los intereses británicos sobre nuestro territorio.

Si vemos el mapa bicontinental argentino, podemos observar que el centro del territorio no está en Buenos Aires ni en la Pampa Húmeda; ni siquiera en la Provincia de Córdoba. El centro está en las Islas Malvinas. Los británicos ocupan el corazón de la Nación, y no podemos descansar hasta recuperarlo.

Vivan los HÉROES que lucharon por nuestra Soberanía hace 40 años. MALVINAS VOLVEREMOS


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio