70 años de gratuidad universitaria

Un día como hoy hace 70 años, el gobierno de Juan Domingo Perón decretaba la Gratuidad Universitaria. El Decreto N° 29.337 suprimía los aranceles y los derechos de examen y abría sus puertas a los obreros y sus hijos a la universidad. La universidad dejaba de ser un privilegio de las elites, para convertirse en un patrimonio del pueblo en su conjunto, con un objetivo: la dignificación de los trabajadores y trabajadoras y del pueblo argentino.

Esta política estaba enmarcada en un proyecto nacional, Perón entendía que la universidad era la herramienta que nuestro país precisaba para crecer e industrializarse. Y para eso cada vez más personas debían acceder a la educación superior y convertirse en los profesionales que la Argentina necesitaba para su desarrollo, no solo técnico y científico, sino también cultural y espiritual.

Gracias a la gratuidad, desde 1949 hasta hoy, la matrícula universitaria creció de 66.212 a 1.584.392 al 2017. Las universidades de todo el país reciben cada año jóvenes que son primera generación de estudiantes universitarios en sus familias. La educación superior es tanto un medio para el ascenso social, como un elemento indispensable para pensar y construir el futuro de nuestro país.

Como estudiantes y peronistas tenemos que seguir avanzando en las luchas y lograr que cada vez más compañeros y compañeras puedan ingresar a la universidad. Es importante que contemos con un sistema de becas integrales que garantice el acceso, la permanencia y el egreso. Debemos impulsar una universidad que genere conocimiento colectivo y lo ponga en servicio del desarrollo de la Nación, recuperando una visión del sistema universitario comprometido con el pueblo. Hoy más que nunca necesitamos de estudiantes y graduados de la universidad pública que se comprometan con el destino de su patria para alcanzar la justicia social, la independencia económica y la soberanía política.

Vuelve al inicio